Este domingo en el Álvarez Rabanal a las 12:00 h. ante el CD Covadonga será otra final, y faltan más finales. Que nadie ponga en duda que todos los equipos sufrirán hasta la última jornada de esta exigente segunda fase. Sea cual sea el objetivo de cada equipo.

Los tres puntos ante el Covadonga son de un altísimo valor estratégico y fortalecimiento mental absoluto, y no será fácil ante un rival que a pesar de tener sólo quince puntos, pero mientras que las matemáticas no lo den por descendido luchará hasta el último suspiro.

En la primera fase el conjunto asturiano consiguió catorce puntos, doce como local y dos como visitante. Desde que empezó la competición jugó como local diez partidos, de los cuales ganó cuatro, empató uno y salió derrotado en cinco.

En esta segunda fase en su propio campo empató con el CD Guijuelo (3-3), el conjunto salmantino siempre fue por delante del marcador pero dos penaltis favorables al Covadonga forzaban el empate entre ambos equipos.

Ante el Covadonga este domingo será la última jornada de la primera vuelta, Después de los cuatro partidos de la segunda vuelta el Coruxo jugará por este orden: En Gijón, O Vao, Oviedo y termina la competición en O Vao, ante el Covadonga. Actualmente los quince puntos que aún faltan por disputarse se tienen que encarar con las máximas garantías de concentración, estarán muchas cosas en juego.

Todos los equipos que en la primera fase estuvieron encuadrados en el Sub-Grupo "A", Pontevedra, Coruxo, Salamanca y Guijuelo, jugarán estas dos próximas jornadas como visitantes. En esta actual jornada, del próximo domingo, todos los partidos serán a cara de perro, y los tres puntos se cotizarán muy caro ya quien consiga llevarlos a su casillero saldrá muy reforzado a nivel de clasificación.

¿Lo de repetir las cosas muchas veces? … Viene a ser … Lo hago una vez, dos veces, tres veces y muchas más veces...

Creer en uno mismo ya es salir al terreno de juego con un gol a favor.