R. OVIEDO "B": Kane, Jorge Mier (Gassan 87), Armenteros, Guille, Sandoval, Meléndez (Lorea 68), Javi Cueto (Aguado 87), Rober, Eloy (Alberto 68), Prada, Alex (Steven 81).

CORUXO FC: Alberto, Riki, Crespo, Antón, Silva (Rivera 78), Mateo (Jacobo 56), Manu, Chabboura (Aarón 66), Andriu, Chevi, Alex Ares.

GOLES: 0-1 Silva min.15, 1-1 Javi Cueto min.36.

ÁRBITROS: David Recio Moreno. Asistentes: Youssef Benlali, Alejandro Morilla Turrión.

El Coruxo desde el saque inicial buscaba el protagonismo con el balón, así el conjunto vigués jugaba más combinativo, y enfrente, el filial Carbayón con fútbol más directo y desde los primeros compases con la quinta velocidad activada.

A los cinco minutos el Coruxo disponía de una falta desde la frontal del área que se fue por encima del travesaño. A partir del minuto seis el conjunto asturiano forzaba varios saques de esquina muy seguidos que obligaban al Coruxo a adelantar líneas, ya que los locales presionaban muy arriba, los dos equipos con mucho rigor táctico.

Minuto diez y Chabboura desde el pico del área engatillaba un potente disparo y el balón se fue cruzado y rozando el palo. Con los minutos el Coruxo le fue dejando la responsabilidad al Oviedo B, pero le faltaba al conjunto local enganchar las jugadas en tres cuartos. En el minuto quince llegaba el primer gol, combinación en el área local y finalmente Silva anotaba el 0-1 un gol que al Coruxo le daba otro aire.

El Coruxo sin prisas ni pausa, y por la medular había montado un entramado táctico y el cual se le atragantaba al conjunto local. Pero el Oviedo "B" se mostraba como un gran equipo QUE tenía salidas para todo lo que le proponía el Coruxo.

Se sentía cómodo el Coruxo en su papel secundario, el balón para el Oviedo "B" pero empezaba a construir desde muy atrás cuando se presentaba en tres cuartos el balón moría pies del conjunto vigués.

Rebasada la media hora de este primer tiempo y el conjunto local seguía con la posesión de balón y por momentos pisando el área viguesa con peligro. Lo mejor de todo es que el Coruxo ni se inquietaba ni perdía el sitio sobre el terreno de juego.

Minuto treinta y seis y llegaba el empate del conjunto asturiano, 1-1 en jugada en el área pequeña y Javi Cuento se giraba y de disparo muy ajustado al palo incrustaba el balón a las mallas. El Coruxo en los siguientes minutos dispuso de un par de llegadas al área local que no finalizó, y por su parte, al Oviedo "B" le tocaba irse continuamente al ataque en un primer tiempo donde el empate se ajustaba a lo presenciado.

Segundo tiempo y en los primeros cinco minutos con imprecisiones en los pases por los dos equipos. Con los minutos ambos conjuntos se fueron entonando y poco a poco volvían a ser los del primer tiempo. Pero las defensas se iban imponiendo, igual que los estrechos marcajes por la medular. Equipos empezaron a ejecutar contra ataques directos sin mucho éxito.

Minuto cincuenta y seis y entraba Jacobo trigo por Mateo. Siguientes minutos sin un claro dominador y al mismo tiempo los dos equipos seguían ejecutando contraataques directos.

Minuto sesenta y seis, entraba Aarón por Chabboura, el Coruxo buscaba frescura de la mitad del campo hacia delante. Los dos equipos seguían insistiendo en el fútbol muy directo. Y el conjunto asturiano también realizaba muchos cambios seguidos.

A partir del minuto setenta el Oviedo "B" ya se había apropiado del balón, la primera línea forzaba ocasiones de gol, pero a pesar del dominio local, el Coruxo no sé agobiada con la situación ya que por delante quedaban muchos minutos y todo podía dar un vuelco.

Los dos equipos llegaban a las áreas y generaban peligro, el Oviedo "B" dispuso de varios disparos que atajaba Alberto Domínguez con autoridad. Y el Coruxo por medio de Aarón y Chevi en funciones atacantes llegaban al área local.

El Coruxo se había dosificado para los últimos minutos, y así fue, los últimos diez minutos el balón ya no tenía un claro dominador y el Oviedo "B" tenía problemas para salir con el balón controlado. El Coruxo atacaba con insistencia y podía pasar de todo ya que ninguno de los dos equipos sería lo más mínimo. Al final el empate se puede dar por válido tras lo presenciado en un partido donde los dos equipos sabían de la importancia de puntuar.