CVC VALLADARES: Santiago, Pablo (Francisco entra en el min. 46 y sale en el 72 por Mario), Kevin, André, Rubén, Javier (Diego min.46), Isaiah, Diego, Samuel ( Brais min.75), Abel, Hugo.

CORUXO FC: Sandro, Lucas, Mario Alonso (Adrián Gil min.70), Pedro Comesaña ( Xacobe min.70), Roi (Alejandro Vila min.54), Guido, Hugo, César Domínguez, Adrián López (Roberto min.73), Adrián Moráis (Juan Fernández min.73), Rubén Domínguez.

GOLES: 0-1 Cesar Domínguez min.40, 1-1 Isaiah min.61, 2-1 Brais min.86.

ÁRBITROS: Eduardo Rivera Gores. Asistentes: Óscar González Santos, Diego Rodríguez Covelo.

Al Coruxo se le escapó la victoria en la mañana del domingo en el campo de A Gándara ante el CVC Valladares. En esta jornada se dieron resultados sorprendentes. El conjunto dirigido por Javi Fernández encadena un balance de tres derrotas (Celta B, Alondras, CVC Valladares), y dos empates en las últimas cinco jornadas. Pese a ello, la gran temporada que está realizando hasta el momento le permite al equipo de O Vao mantenerse una jornada más en el segundo peldaño de la clasificación de Nacional Juvenil.

En los primeros minutos del encuentro el conjunto verdiblanco comenzaba un poco dormido, se notaba un juego un tanto espeso por parte de ambos conjuntos que vaticinaría un encuentro rocoso. Un Coruxo que parecía no sentirse cómodo sobre el césped de A Gándara. Como consecuencia, el Valladares pudo disfrutar de los primeros acercamientos a la meta defendida por Sandro, aunque sin fortuna.

Conforme pasaban los minutos el Coruxo fue dosificando fuerzas, marcando un poco los tiempos para mantener un mayor control del partido y también teniendo en cuenta el calor y humedad que tendrían que lidiar los jugadores, prácticamente durante el transcurso del mismo.

El Coruxo era incapaz de llegar a la portería contraria, por lo que la primera jugada importante tardaría once minutos en llegar, cuando Mario Alonso tras una cabalgada por la banda izquierda decide ejecutar un centro al área consiguiendo rematar Moráis de cabeza, pero sin embargo el cuero saldría desviado por muy poco y rozando el lateral de las red local.

El Valladares lo tenía claro, los minutos que pasaran lo más rápido posible, muy ordenados en defensa y elaborar el juego que el partido les podía permitir. Sobre todo la premisa de no complicarse y evidentemente aprovechar las pocas ocasiones que le fueran llegando, esperando el error rival, o de una forma directa buscando las espaldas.

El conjunto verde aquejado por algunas bajas importantes. Y el Valladares no le permitía ejecutar su típico fútbol, es cierto que el ritmo de juego era bronco, a pesar de ello, ejercían presión colectiva dejando siempre presencia de la llegada de un jugador local. Primando más el físico que la calidad del juego. El Coruxo las tenía, pero no las metía, dispuso de varias acciones a balón parado consiguiendo ser rematados de cabeza pero absolutamente ninguno de ellos consiguieron probar los reflejos del portero local.

Sobre el minuto cuarenta, un error en el despeje por parte de la defensa del Valladares permitió que Cesar Domínguez adelantase al Coruxo en el marcador, haciéndose con el esférico fuera del semicírculo del área grande y logrando introducirse en el área y con su pierna derecha ajustó el balón raso a la derecha de la portería con el 0-1, un buen gol en su elaboración y posterior ejecución.

El bote de balón estaba siendo un problema para ambos guardametas. Si al término de la primera parte al guardameta local a punto estuvo de provocar el segundo gol a favor del Coruxo. En el segundo acto sucedía lo mismo en el área del Coruxo.

Tras el descanso se apreciaba un notable cambio en ambos equipos después de haber recibido las correcciones oportunas de sus respectivos entrenadores. Por consiguiente ambos conjuntos salieron a morder sabiendo que por parte del Valladares tendrían que igualar el partido, y por parte del Coruxo deberían mejorar en la creación de juego y ser un poco más fiables de cara a puerta. Aunque se veía a un Coruxo más vivo sobre el terreno de juego, poco le duró.

El hambre de gol existía, y más si perdonas en exceso. En el minuto cincuenta, Adrián López colocándose delante del portero en un mano a mano, en el cual el guardameta local respondió de una manera excelente haciéndose fuerte y evitando el gol del Coruxo.

Segundos más tarde, Samuel por los locales, disponía de un mano a mano con Sandro, pero la vaselina del delantero local saldría por encima del larguero.

Comenzaba a dar avisos el Valladares, y llegaría el gol del empate. Otra vez el protagonista sería Samuel con una jugada individual que adentró el esférico en el área rebasando la defensa coruxista, y dejando que Isaiah introdujese el balón en la portería defendida por Sandro, el 1-1 espoleaba al conjunto local.

Se le complicaban las cosas al Coruxo. El calor sofocante hacía mella en el juego del conjunto verdiblanco. El Valladares se hacía fuerte en defensa y al Coruxo se le veía por momentos con el GPS fuera de cobertura. Intentó reaccionar el Coruxo y tuvo una caída en el área local por parte de Cesar, que aunque parecía haber recibido un pequeño toque en su pié derecho por parte de un defensa, el árbitro decidió no pitar nada.

El entrenador del Coruxo movió banquillo para revolucionar el partido. Pero un Valladares con alas y envalentonado aprovechaba un despiste del Coruxo para anotar el gol de la victoria, 2-1, a cuatro minutos para la conclusión del partido.

Galería 7 Fotos

CORUXO FC

JUVENIL LN

JUVENIL LN

JUVENIL LN

JUVENIL LN

CORUXO FC


Patrocinios