Semana de mucho esfuerzo para un Coruxo que poco a poco se va superando. Si la jornada anterior en O Vao fue de permanente lucha ante el RC Celta "B", el miércoles viaje a Salamanca en Copa RFEF con prórroga y penaltis incluidos. Y en esta actual jornada el desplazamiento tan largo hasta Melilla, cierto que es en avión pero las horas que se invierten ida y vuelta lo convierten en un viaje exigente.

Todo podría repercutir en el rendimiento del equipo de Michel Alonso, pero este Coruxo se empieza a sentir cómodo ante los retos y le gusta dar la cara. El domingo 11:30 h. en el Álvarez Claro ganar tendrá triple premio, a nivel de clasificación, ante un rival directo y enganchar tres partidos seguidos sin perder aportaría un plus a corto plazo. Pero obviamente primero hay que ganar, que no será fácil.

El UD Melilla en casa es toda una incógnita con marcadores muy ajustados y sin llegar a encontrar una línea de juego estable, dos victorias, dos empates y una derrota. Al mismo tiempo el Coruxo como visitante tiene problemas para encauzar sus partidos, un solo gol como visitante que tuvo un alto valor de tres puntos, lo mejor, que el Coruxo siempre genera ocasiones de gol, y por ahí podría ir el partido en Melilla, de los equipos que más goles encaja.

Cambio en el banquillo del conjunto melillense, Víctor Cea destituido, le sustituye Manolo Herrero, que anteriormente ya estuvo en el banquillo del Álvarez Claro. El UD Melilla está muy centrado en el partido de este domingo tras salir derrotado de Pasarón (3-1), Pepe Romero por sanción no podrá jugar, el Melilla tiene recursos en ataque, y el Coruxo no se va confiar de un buen rival.