La temporada pasada en O Vao había ganado el conjunto celeste (0-1), pero ese día mereció bastante más el Coruxo en un partido igualado en cuanto a posesión de balón, pero las ocasiones de gol y dominio territorial había sido del Coruxo. Aquel partido se decidió en una jugada aislada donde marcó el filial celeste el gol que le daba los tres puntos.

En Barreiro empate (2-2), aquel día el titular del partido había sido muy claro "Empate que sabe a poco", el Coruxo siempre fue por delante en el marcador y había desplegado más fútbol.

Y para este sábado se presenta un partido de urgencias para el Coruxo y Celta "B", ambos conjuntos con once puntos, en una franja dinamitada por cinco equipos empatados con esos once puntos, pero que coloca al Coruxo en puestos de descenso por su sequía goleadora. Este sábado hay que ganar sí o sí, y el equipo de Michel Alonso lo tiene señalado y recalcado en su hoja de ruta para intentar ir hacia arriba.

La jornada anterior fue atípica para los dos equipos, el RC Celta "B" en Barreiro cedió ante el empuje de un Pontevedra con la soga al cuello, y el Coruxo se había presentado en Getafe con tres ausencias por distintos motivos, y a los siete minutos llegaría el primer cambio, Lucas Puime se retiraba por lesión. Demasiadas cosas en contra, aún así, el Coruxo dispuso de muy buenas ocasiones de gol.

El Derbi Vigués de este sábado tendrá muchos atractivos, a nivel de clasificación, rivalidad sana, necesidad en puntuar, y mirando hacia el banquillo celeste, donde dos grandes entrenadores y amigos del Coruxo y del coruxismo dirigen al filial celeste, Jacobo y Marcos Montes, que tan buen trabajo habían realizado en el Coruxo, y actualmente a pesar de estar con dificultades en la clasificación pero tarde o temprano remontarán el vuelo.

El campo de O Vao tiene magia, escenario idílico donde puede pasar de todo, donde los días de lluvia influyen sobre las mareas para el estado del terreno de juego, donde la garra de los jugadores del Coruxo siempre se multiplica por cien, con la afición, poca pero muy respetuosa y con fidelidad, los coruxistas hacen ganar partidos y en pleno "Halloween" el embrujo de O Vao está servido, O Vao quiere rendir homenaje a su particular "Escenificación de la garra, el sudor y el orgullo". Trilogía ganadora y de mucha importancia para todo equipo.

En el Coruxo sin sancionados, en el RC Celta "B" Yaw Yeboah se pierde el partido por sanción, centrocampista de perfil ofensivo que en estas diez jornadas jugó (458 minutos), y anotó un gol. Ganar y ganar es en lo único que piensa el equipo de Michel Alonso, y la jornada ofrece otros partidos que podrían revalorizar una victoria del Coruxo. Michel Alonso tiene un plan, la afición "Una Piedra en el Muro" tiene un objetivo, y los jugadores una obsesión.

Y todos coinciden... Que fluya el ADN coruxista para ganar.