Con ganas de pelea

Tras el resbalón de la primera jornada toca reaccionar, y este domingo en O Vao la victoria cotizará al alza. Y como es obvio el conjunto madrileño pensará lo mismo, pero el Coruxo ante su afición es un equipo con orgullo, con mucho descaro y una ambición sin límites, tres pilares muy necesarios.

En el fútbol existen unos procesos y no vale coger atajos ya que pueden distorsionar la perspectiva, un atajo ayuda a ganar un partido o salir de una situación puntual, pero el trabajo diario y la autocrítica ayudan a evolucionar y el jugador aprende a competir contra él mismo, también se llama orgullo y pundonor.

Y el Coruxo tiene el orgullo herido, y puede parecer una exageración cuando esto no hizo más que empezar, pero no lo es, sobre todo cuando se es consciente que en la primera jornada se pudo hacer mucho más. Ante el Internacional Madrid podría ser un partido de ida y vuelta, y ganando estaría muy bien, pero un equipo con la calidad del Coruxo necesita demostrar que quiere todo el protagonismo, cueste lo que cueste.

Michel Alonso en sinónimo de garantía, seriedad en el trabajo bien planificado y de saber lo que se quiere, un estudioso del fútbol, y que ahí es donde el Coruxo saldrá ganando a medida que vayan pasando las jornadas.

En la temporada anterior ante el Inter de Madrid el Coruxo ganó en O Vao (1-0), con gol de Antón, y en Madrid un empate (1-1), el gol del Coruxo anotado por Crespo, un empate que se dio por válido tras los méritos contraídos por ambos equipos. Ganar este domingo cotizará al alza, y sobre todo porque a la siguiente jornada el Coruxo jugará otra vez en O Vao, que es donde se espera que siga siendo un equipo muy rocoso, como siempre.