Para que un equipo evolucione en la dirección adecuada hacen falta una serie de requisitos, el trabajo siempre por delante, innegociable. Pero no hay que olvidarse de la autocrítica, desde el consciente y subconsciente que atesoran un valor determinante, vienen a ser la viga maestra de la estructura y el generador para el crecimiento de todo equipo.

Una vez dicho esto, hay que reconocer que el Coruxo jugando como visitante puede dar mucho más, que le falta la capacidad de sufrimiento y presentar más batalla, como el soldado que se va a la guerra muy valiente pero que en el mochila lleva un peso innecesario que le atenaza, y ese peso en el Coruxo se llama "Responsabilidad".

La responsabilidad es buena tenerla y sentirla, pero hay que gestionarla cuanto antes para transformarla en "Disfrutar compitiendo", porque este Coruxo magistralmente trabajado por Michel Alonso, y estos jugadores con calidad y fútbol necesitan un resultado convincente lejos de O Vao. Y este domingo hay que dar un golpe sobre la mesa, reventarla y levantar la cabeza.

Dicho esto con el permiso del Getafe CF "B", un equipo que en cuatro partidos como local todavía no marcó un gol, que aún no ganó en su propio campo, un empate y tres derrotas es el bagaje del conjunto madrileño como local. Pero está muy claro que tarde o temprano despertará del letargo goleador pero que no sea en esta jornada.

El Coruxo empató la jornada anterior ante el RM Castilla, el equipo de Michel Alonso mereció los tres puntos, un RM Castilla que sólo haciendo muchas faltas pudo frenar el mejor fútbol del Coruxo, y por su parte, el Getafe "B" ganó con autoridad en Pasarón a un Pontevedra en horas bajas, pero el 2-3 a favor del conjunto madrileño es un serio aviso para el Coruxo.

Ante el Castilla el Coruxo jugó muchos minutos en la sexta velocidad, y jugando en esa marcha el equipo de Michel Alonso es un manantial de fútbol ofensivo y donde los recursos fluyen por la inercia competitiva que despliega, como una bestia con hambre. Es el auténtico ADN del Coruxo con jugadores de un perfil muy marcado, cada equipo tiene unas cualidades y este Coruxo va por el camino adecuado para llegar a ser un prototipo de equipo difícil de batir.

El Getafe "B" en la decima séptima posición con ocho puntos, el Coruxo en la onceava plaza con once puntos, no hay gran diferencia en una clasificación muy comprimida y típica del mes de octubre. Por eso que en la Ciudad Deportiva hay que ganar, sí o sí, porque a fin de cuentas el soldado que se fue a la guerra tiene que volver satisfecho del deber cumplido y por haber soltado lastre de la mochila que tanto le pesaba.

Serán baja por sanción, Borja Yebra y Pablo Crespo, dos bajas muy importantes. Por otra parte, Alex Ares sigue en su proceso de recuperación también será baja por lesión. Pero al Coruxo le motivan los retos, y este domingo ganando ya sería olvidarse para siempre del peso de la mochila.