Necesidad por puntuar, es en lo único que piensa el Coruxo, y por supuesto, el Real Oviedo "B", los vigueses necesitan ganar para seguir la estela de los puestos altos de la tabla y también, porque esta temporada tan convulsa presagia una dura lucha para los dos últimos meses de competición, y el primer objetivo, la permanencia, aún no está conseguido.

Michel Alonso siempre lo recuerda, "Hablemos de puntos, y no de posiciones en la tabla", lo que se traduce en una fijación muy inteligente por los treinta y nueve puntos que aún faltan por disputarse, casi cuarenta puntos es un mundo, y todo hace indicar que los cuarenta y cinco puntos de referencia esta temporada puede que no sean suficientes para mantenerse.

De ahí, que el entrenador verdiblanco acierta con una amplia visión sobre la situación actual, el ejemplo más claro está en los tres primeros clasificados, Atlético Baleares renqueante como visitante donde en bastantes jornadas sólo ganó en el campo del colista, el Ibiza dando una de cal y otra de arena, Atlético Madrid "B" perdiendo fuelle y precisamente los tropiezos de los otros dos lo mantiene entre la tercera y segunda plaza.

Y de repente llega el Real Oviedo "B", en la zona baja de la tabla y su victoria de la jornada anterior en Pasarón (0-1), ante un Pontevedra con ansiedad, le dio al conjunto carballón mucho aire y confianza. El perfecto prototipo de equipo filial, muy joven, físicamente muy completo y con gran calidad en todas las líneas, muy ordenado. En la primera vuelta en O Vao había ganado el Coruxo (1-0), gol de Youssef a los diez minutos, y hasta el final pudo pasar de todo en un partido enormemente disputado.

Aquel día la crónica del partido reflejaba la exigencia que se había dado en los noventa minutos "Sufriendo se valora más una victoria, luchando se mantiene el orgullo, dándolo todo por el grupo se revaloriza el trabajo, y la perfecta comunión con la afición hace crecer a todos, es el actual Coruxo de Michel Alonso, hoy se ganó por convencimiento" , y ahí sigue el Coruxo, muy convencido de lo que hace.

El Coruxo mereció ganar en la jornada anterior, desplegó más fútbol que el Atlético Baleares, un líder que se había presentado en O Vao con la idea de hacerse fuerte en defensa. En la grada estaba Emilio Cañedo, el míster del Real Oviedo "B", que tomaría buena nota del potencial del Coruxo, porque hoy por hoy el equipo de Michel Alonso es de los equipos que mejor fútbol hace, pero en el Requexón la exigencia será máxima.

Cierto es, que el Real Oviedo "B" en la primera vuelta fue un equipo mucho más difícil de lo que está siendo en esta segunda vuelta, pero es lógico dados los procesos que tienen los jugadores tan jóvenes. En gran también parte por las bajas que sufre por lesión, Viti, Tjay y Lorea. Y el apartado de salidas y nuevas incorporaciones en el filial necesitan un tiempo.

En el Coruxo no podrán jugar Borja Yebra y Youssef, ambos por sanción, este sábado 16:00 h. en el Requexón será un partido tremendamente exigente, y lo será para ambos equipos.