En el terreno de juego son once contra once, quedó muy claro la temporada anterior donde el Coruxo fue muy superior al RM Castilla, a fin de cuentas todos los equipos juegan con las mismas normas, los mismos árbitros y el mismo balón. Después entran en acción diversos factores, pero es requisito imprescindible demostrar durante treinta y ocho jornadas la capacidad, superioridad, destreza y evolución.

Este domingo hay que ganar, sí o sí, por imperativo del orgullo y el respeto al trabajo durante la semana, el equipo de Michel Alonso mentalizado de la importancia que tienen estos partidos donde una victoria te aporta un plus a corto plazo, como así fue la temporada anterior con la victoria ante el RM Castilla, y que entre otras se escribieron "Sufría el Castilla ante el empuje de un Coruxo generoso en el esfuerzo y competitivo, y sobre todo, con mucha más capacidad táctica y recursos entre líneas", todo es fútbol.

El RM Castilla es un Señor equipazo, que a pesar de tener una inmensa calidad y las mejores herramientas para trabajar, pero tiene los pies en el suelo ya que el éxito es una palabra muy seria, y el ascenso son palabras mayores de muy difícil conjugación. A fin de cuentas el Coruxo es mucho Coruxo en O Vao, y el RM Castilla muy consciente que ante rivales como el Coruxo los puntos son vitales a final de temporada.

La temporada anterior había ganado el Coruxo (2-1), partido impecable del conjunto vigués, a pesar de marcar primero el filial madridista, "Todo el Coruxo, desde la portería, defensa, centro del campo, medio ofensivo, los laterales, las bandas, era un auténtico manual de fútbol que se estaba imponiendo con claridad a un poderoso rival que no arrojaba la toalla", se escribió en la crónica de aquel partido.

Como visitante el Real Madrid Castilla todavía no conoce la victoria, empató dos partidos y perdió otros dos, con dos goles a favor y cuatro en contra. Situado en la séptima plaza con trece puntos, y el Coruxo en la onceava posición con diez puntos, ganar este domingo sería de vital necesidad para recuperar el terreno perdido, y los hombres de Michel Alonso son muy conscientes de la importancia de este partido.