Este domingo no puede fallar el Coruxo en un partido donde los tres puntos son muy importantes para los dos equipos. Sin un claro favorito para este domingo a pesar de ser ante el líder, porque los partidos hay que jugarlos, y si es en O Vao hay que sufrir y pelear hasta que se rebasen los límites de las fuerzas y del orgullo. Así fue toda la vida en O Vao, y así siempre será.

El equipo de Michel Alonso es muy fuerte en O Vao, y al mismo tiempo, el Atlético Baleares como visitante baja mucho en su rendimiento, el dato que lo refleja a la perfección, como local marcó treinta y tres goles, jugando como visitante nueve goles, con treinta y siete puntos como local y diecisiete como visitante. Pero es el líder muy merecidamente, es obvio.

Cierto es, que el Baleares de momento jugó trece partidos como local y once como visitante, de ahí que presente mejores números como local. Pero las vibraciones que arroja como visitante es el talón de Aquiles del equipo de Manix Mandiola, que en los seis últimos partidos como visitante sólo ganó uno, por la mínima y ante el Sanse, último clasificado. Pero se repite otra vez, el Atlético Baleares es el líder por méritos propios, que nadie lo olvide.

En el fútbol se pueden dar tres resultados posibles, y en O Vao aparte de generarse muchas emociones también existen dogmas por obligación moral de un escenario distinto, sufrir, luchar y competir. La Trilogía que refleja el prototipo de jugador del Coruxo, el que llega al Club de O Vao siempre se va sentir querido, admirado y respetado. Ahí está la grandeza del propio fútbol y de los clubs que siempre luchan por sus principios.

Objetivo, los tres puntos, no será un partido para empatar, simple y llanamente porque el Coruxo y Baleares no se pueden permitir el lujo de perder ni de empatar ya que se juegan muchas cosas, será un partido a cara de Rottweiler, de pisadas de caballo y noble lucha sin cuartel, eso sí, siempre con deportividad y nobleza, el fútbol es un bastión y la chispa para crecer como personas y deportistas.

El CD Atlético Baleares es el líder por méritos propios a pesar de mostrarse frágil como visitante, en Miramar ante el Marino encajó tres goles, en Las Palmas encajó dos goles, como visitante sólo encajó ocho goles, en los seis últimos partidos como visitante sólo marcó dos goles. El Coruxo no se va confiar lo más mínimo ya que por algo el Baleares es el líder.

Todo ello hace recordar al Real Murcia, de José Manuel Aira, que en la temporada 2014-2015 había jugado en el Grupo-1, y a pesar de tener mucha calidad, gran presupuesto y totalmente estructurado para ascender lo basaba en una gran fortaleza defensiva. Precisamente el Murcia en esta misma jornada, vigésimo quinta, tenía los mismos goles encajados que el Baleares, diecisiete.

Manu por el Coruxo no podrá jugar por el ciclo de tarjetas, en el Baleares por el mismo motivo tampoco podrá jugar Villapalos, un auténtico puntal en el sistema del Atlético Baleares, el equipo de Manix Mandiola, a priori, tendrá más bajas. Pero el Coruxo con mucho recelo para este partido por la dificultad que tiene, y el Baleares también llegará con las orejas levantadas ya que si en algún campo el conjunto Balear puede zozobrar, será precisamente en O Vao, y también salir más fortalecido, que nadie lo dude.