R. OVIEDO B: Berto, Jorge Mier, José Martínez, Ugarte, Tarsi, Javi Mier, Villacañas (Eloy 73), Obeng, Vanderson (Javi Cueto 83), Joselu, Prada (Amez 77).

CORUXO FC: Alberto, Antón, Crespo, Lucas, Aspas, Barril (Sylla 62), Jacobo Trigo (Jonathan Vila 57), Mateo, Alex Ares, Añón, Silva (Escobar 67).

GOLES: 1-0 Vanderson min.35

ÁRBITROS: David Recio Moreno. Asistentes: Alaiz Gutiérrez Martino, Gaizka Legarra Gorgoñón.

Con personalidad y las ideas muy claras, el Coruxo se presentó en El Requexón a por los tres puntos, primeros cinco minutos y ambos conjuntos se tanteaban, pero el Coruxo buscando protagonismo en tres cuartos.

Primeros diez minutos con mucho tráfico por la medular, y las defensas muy expeditivas no concedían ocasiones de gol. El conjunto vigués sin prisas maduraba su fútbol y tenía un poco más de posesión, se cumplían los primeros quince minutos sin ocasiones de gol por ambas partes, pero el Coruxo concedía mucho al conjunto local.

Largos minutos con los dos equipos que por momentos estaban imprecisos en los pases, minuto veinticinco llegaría la primera llegada de los locales sobre el área viguesa, Villacañas forzaba saque de esquina, y de ahí marcaba el conjunto local por mediación de Tarsi, pero el árbitro lo anulaba.

Llegaría el gol de los asturianos en el minuto treinta y cinco, y Vanderson anotaba el 1-0, reaccionaba tímidamente el conjunto vigués, y lo más importante ya era el equilibrio que mantenía entre líneas. Finalizaba un primer tiempo donde el Coruxo fue de más a menos, le costaba generar peligro en el área local y el Real Oviedo aprovechó la única ocasión de un primer tiempo al ralentí.

Segundo tiempo que se iniciaba con el conjunto local al ataque, no quería sorpresas un Real Oviedo B, y de ahí que no daba tregua a un Coruxo que no era reconocible. Primeros ocho minutos y al conjunto vigués le costaba retener el balón, y mucho tenía que ver la presión adelantada de los locales.

Minuto cincuenta y nueve, entraba Jonathan Vila por Jacobo Trigo, el Coruxo necesitaba dar un paso al frente y buscar soluciones a corto plazo. Minutos más tarde entraba Sylla por Barril, y Escobar por Silva, buscaba el Coruxo frescura en ataque. El conjunto azulón estaba perdonando ante un Coruxo que encontraba su mejor fútbol, los contraataques locales siempre con peligro.

Últimos quince minutos, tiempo suficiente para maquillar el adverso resultado, y así se fue el Coruxo al ataque con más decisión, ya era el Coruxo de siempre. Insistía el equipo de Michel Alonso, pero el Viedo B se defendía con mucho orden. Minuto ochenta y uno y a punto estuvo de marcar el Coruxo.

El Real Oviedo B se mostraba efectivo en las transiciones, ahí empezó a tener un argumento a su fútbol ofensivo desde el primer tiempo. En los diez últimos minutos el Coruxo dispuso de ocasiones para marcar pero el conjunto local se fue replegando y tras el balón ya había mucho tráfico, al final los tres puntos se quedaron en el Requexón y el equipo de Michel Alonso ya piensa en el próximo partido en O Vao ante el Atllético de Madrid B.

El equipo de Michel Alonso volverá a los entrenamientos con más ganas que nunca, los últimos resbalones serán un aliciente para superarse de cara a los dos próximos partidos muy exigentes. En O Vao este próximo domingo se espera un un gran partido.